Bloque 7. Diseño de bandas sonoras

 

 


Criterio de evaluación:

Integrar el sonido e imagen en un producto multimedia, audiovisual o programa de radio, aplicando los recursos expresivos del lenguaje sonoro y relacionando sus posibilidades de articulación y combinación según los tipos de destinatarios.

 Estándares de aprendizaje evaluables:

1.1. Especifica el valor funcional, expresivo y comunicativo de los recursos sonoros empleados en la construcción de la banda sonora de una producción audiovisual o radiofónica.

1.2. Reconoce las aportaciones tecnológicas y expresivas que el sonido aportó en el proceso de transformación del cine mudo al cine sonoro.

1.3. Identifica los recursos específicos de lenguaje sonoro empleados en su construcción de la banda sonora de una producción audiovisual.

1.4. Diferencia las características estructurales, expresivas y funcionales de los géneros radiofónicos, a partir del análisis de las parrillas de programación de distintas emisoras de radio.

1.5. Elabora mediante aplicaciones digitales la banda sonora de un producto audiovisual sencillo o multimedia y de un programa de radio, dando respuesta a sus requisitos comunicativos.

1.6. Analiza y valora los productos de audiodescripción y subtitulación de obras audiovisuales y multimedia para la atención a la discapacidad visual y auditiva.



DISEÑO DE BANDAS SONORAS.


Análisis de los fundamentos expresivos del sonido.

No vamos analizar la expresividad de la Música, que es algo muy complejo, pero sí cómo empleamos el sonido en las producciones audiovisuales.


Incorporar el sonido a la imagen en movimiento es algo que no ocurrió desde el principio de la cinematografía. Ni siquiera llevamos cien años con las películas sonoras y, aunque os parezca mucho, no es gran cosa si lo comparamos con toda la historia del arte, especialmente del teatro. Así que al principio los actores y cineastas se valían sólo de la acción, la representación y los títulos incluidos en las escenas (intertítulos). Era más cinemático y visual.


Cuando en 1927 se logró sincronizar el sonido con la imagen, empezó una nueva era del cine. Antes podía haber sonido al tiempo que la película, pero sólo eso. Era un pianista o un grupo de músicos tocando al tiempo, una gramola sonando al tiempo, pero no estaba incorporado a la cinta y no iba parejo a la imagen. Aunque se hacían verdaderas maravillas, no es el sonido que vamos a trabajar.


El sonido óptico se añadió a la película tras muchos intentos desde la década de 1910, no llegando a estandarizarse hasta la de 1930.

Después de esta introducción, vayamos al tema. Los sonidos de un producto audiovisual pueden ser clasificados en tres: diálogos, sonido ambiente (ruido) y Música. Para el reproductor de películas todo es igual, pero no así para nosotros. Así que debemos esmerarnos en dar una capa correcta a cada uno de ellos. Siempre el diálogo en primer plano, la Música en primero cuando sea central o en segundo cuando sea acompañamiento y el sonido de ambiente en segundo plano, salvo cuando sea necesario destacarlo (o cuando se destaque él mismo, como con una señal de alarma, tan ruidosa).


Una vez vistos los planos y los posibles sonidos que tendremos que incorporar a la obra audiovisual, tenemos que ver su función expresiva. Principalmente tendrá una función dramática e informativa, incorporando la información que nos es necesaria para entender la trama y el argumento. Pero incluso los ruidos ayudarán. No nos quedemos sólo en la palabra. Prueba a ver una película (al menos un fragmento) en un idioma que desconozcas e intenta comprender qué está explicado por los diálogos y qué por las acciones (incluyendo también la Música y el sonido ambiente).


Por otro lado (y esto es muy propio de los videoclips, pero no exclusivo de ellos), el sonido ayuda igual que las imágenes a crear una estructura comunicativa, principalmente por el ritmo, pero no sólo, ya que podemos contar con la estructura narrativa de una obra musical y también con la evolución natural de un sonido.


Aportaciones expresivas del sonido en la transformación del cine mudo al sonoro.

El comienzo del sonoro supuso el final de muchas carreras de actores de cine mudo que no pudieron o no consiguieron adaptarse al nuevo cine. El mayor atractivo del sonoro para los primeros espectadores fue el sustituir los intertítulos por los verdaderos diálogos. La simple traducción de una imagen a los distintos idiomas se convirtió en el camino a los subtítulos, por un lado, y al doblaje, por otro.


Después, con más calidad, la Música pasó de los títulos de crédito a ser la protagonista de los primeros musicales del cine. Y por último, el uso del efecto de sonido ayudó a que las películas fuesen más cercanas a la experiencia de vivir la historia. Es el sonido ambiental el que más ayudó a conseguirlo. El diálogo se podía leer en los carteles de los intertítulos y la Música se podía hacer en directo en la sala de cine, pero traer el sonido de la calle, de una manada de animales corriendo, de un avión sobrevolando por encima de las cabezas... eso sí que era cine.


Valores funcionales y expresivos de la intensidad, el tono y el timbre.

Los elementos del sonido son cinco: duración, intensidad, timbre, altura y espacio. Cada uno de ellos va a poder ser usado en el cine, independientemente de si estamos empleando diálogos, sonidos o Música.


La duración permite centrarnos en la estructura y la temporalización de la escena. La intensidad actúa como reclamo, tanto a la alta como a la baja. El timbre hace referencia a una propiedad que nos permite identificar un sonido en concreto. Por ejemplo, reconocer la voz de un actor y no confundirla con la de otro, reconocer un instrumento o una fuente de sonido cualquiera. La altura está íntimamente relacionada con la Música y las notas musicales, pero también sirve para entender un mensaje, si está en enunciado en voz chillona o autoritaria y grave. Por último, el espacio, la procedencia del sonido. Importatísimo el espacio para el sonido en el cine de nuestro tiempo (también en el estéreo), con las salas ubicando las fuentes sonoras donde corresponda.


Adecuación de la música y de los sonidos a las intenciones expresivas de los mensajes audiovisuales. Función del sonido en un montaje.

Texto


Aplicación de las dimensiones espacio-temporales del sonido a la construcción de bandas sonoras.

Texto


Ritmo. Fidelidad. Sincronismo. Sonido diegético y no diegético.

Texto


Técnicas de construcción de la banda sonora. El sonido en el multimedia.

Texto


Procesos de elaboración de productos de audiodescripción y subtitulación.

Texto


TÉCNICAS DE REALIZACIÓN DE PROGRAMAS DE RADIO:


Géneros radiofónicos.

Texto


Signos de puntuación en la radio: sintonía, cortina, ráfaga y golpe musical.

Texto



El guión de radio y la escaleta.

Texto